Google puede hackear la contraseña del 74% de los dispositivos android

Estudio prueba que Google puede hackear la contraseña del 74% de los dispositivos Android

En la mayoría de los dispositivos con Android que existen hoy, y si mediara una orden judicial de una corte estadounidense, Google podría meterse sin avisar. Cómo evitarlo si tenemos Android 5.0 o superior.

Según este documento presentado por la oficina del Fiscal de Distrito de Nueva York, las versiones más antiguas de Android pueden ser reseteadas fácilmente por Google si estuviesen obligados por una orden judicial, permitiendo así a los investigadores acceder sin problemas al contenido del dispositivo.

El paper, que toma nota del impacto de la encriptación total en el acceso que los representantes de la ley tienen sobre los datos, asegura que los dispositivos que corren Android 5.0 y posteriores no pueden ser reseteados de forma remota siempre y cuando tengan activada la casilla de encriptado total, que no viene encendida por defecto y que hay que correr manualmente. Todo lo que sea anterior a Android 5.0 es vulnerable a un reseteo remoto.

Los investigadores forenses pueden saltearse la protección con contraseñas en algunos de esos dispositivos utilizando varias técnicas. Para algunos otros tipos de aparatos con Android, Google puede hacerlo cuando se le ordena judicialmente asistir a las fuerzas de la ley en la extracción de datos del teléfono. Este proceso puede ser hecho por Google de manera remota, y permite a los forenses ver todo el contenido del dispositivo”, afirma una parte del documento

Con esta información, y con el reparto de las distintas versiones de Android en todo el mundo que tiene el sitio Android Developer Dashboard, eso significa que el 74.1 por ciento de los aparatos que todavía usan ediciones anteriores a Lollipop están en condiciones de ser revisados remotamtente en cualquier momento. Los usuarios de iPhone están un poco mejor: Apple no puede acceder a cualquier teléfono con iOS 8 o posterior, y el encriptado total viene activado por defecto.

Fuente