Cinco razones para probar Linux en lugar de Windows

Muchos usuarios temen al cambio, pero los beneficios de usar este sistema pueden ser enormes ¿Cuáles son?

´

l mundo de la informática la palabra “cambiar” está eternamente asociada a un problema. Si hay algo que usamos y ya entendimos como funciona: que se quede así para siempre. Claro que esto puede implicar que nos perdamos de herramientas mucho más capaces y efectivas sólo por negarnos a probarlas.

Esto está cambiando sin embargo. Un poco con la ayuda de los smartphones y otras tecnologías más recientes, los usuarios están dejando atrás esa automatización que los hacía manejar sólo un tipo de software. Adicionalmente las herramientas basadas en la web nos posibilitan movernos de plataforma casi sin dificultades, algo que en el antiguo concepto del “programa instalable” era un inevitable problema.

La tendencia ha sido muy beneficiosa para Linux, que creció considerablemente en los últimos años. Cada vez más personas eligen cambiar a este sistema, que es compatible prácticamente con cualquier computadora, incluso aquellas que tienen más que un par de años.

¿Y si pudiésemos optar por un sistema que fuese más liviano, rápido y seguro que nuestro actual Windows? ¿No mas virus? La alternativa está desde hace tiempo, aunque no nos hayamos animado a probarla, pero sus beneficios pueden ser enormes. ¿De que se trata?

Fuente